Diferencias entre parejas de hecho y matrimonio civil en Galicia

Diferencias entre parejas de hecho y matrimonio civil en Galicia

A la hora de hablar de las diferencias entre las parejas de hecho y el matrimonio civil debemos tener en cuenta que la Ley de Parejas de Hecho de Galicia determina que, si se establece la voluntad de equiparar los efectos al matrimonio, se equiparan. Lo que ocurre es que hay determinados aspectos que la Ley Civil de Galicia no regula y, por lo tanto hay que recurrir a la ley general, donde sí se recogen estos aspectos. Sin embargo la ley general no equipara la pareja de hecho al matrimonio.

Por lo tanto existen diferencias importantes entre las parejas de hecho y el matrimonio y otras que no lo son tanto. Entre las primeras se encuentran las siguientes:
-Régimen económico: El régimen económico matrimonial puede ser en gananciales o en separación de bienes. Sin embargo, en el caso de inscribirse como pareja de hecho no se da por supuesto ningún régimen económico y para establecerlo sería necesario recurrir a un notario.
-Pensión compensatoria: no se puede establecer en caso de la pareja de hecho. En caso de que se quisiera solicitar el interesado debe recurrir a un juez que decidirá si procede o no.
-La pensión de viudedad tampoco está prevista de forma automática en el caso de las parejas de hecho y habría que cumplir unos requisitos tanto económicos como de pareja distintos a los del matrimonio. Entre ellos figura que deben acreditar que han convivido de forma análoga a la conyugal al menos 5 años con carácter inmediato al fallecimiento del causante.
-En la declaración de la renta la pareja de hecho no puede hacer la declaración conjunta, cuando en el matrimonio sí puede.

adriana-velasquez-110186-unsplash

Otras diferencias son:
-A la hora de registrar los hijos en común, si se trata de un matrimonio es suficiente con que acuda uno de los progenitores al registro, sin embargo si están dados de alta como parejas de hecho tienen que acudir ambos a registrar a sus hijos.
-Las parejas de hecho no tienen derecho a los 15 días de vacaciones de los que sí pueden disfrutar los matrimonios tras formalizar la unión.

Nuestra recomendación es que las parejas se casen ya que por medio del matrimonio se pueden obtener más fácilmente beneficios y facilidades y, no necesariamente es necesario compartir la economía familiar (posibilidad de utilizar el régimen de separación de bienes). Además, disolver un matrimonio es prácticamente igual que una pareja de hecho, lo único que se exige este una convivencia mínima de 3 meses para poder hacerlo. Sin embargo, existen diferencias importantes en cuanto a pensiones compensatorias, herencias, regímenes económicos… que protegen más al matrimonio.


About the Author
Author

redaccion



Comments are closed.